Durante cierto tiempo, viajar a Colombia era muy habitual. De hecho, es uno de los países que más está creciendo a nivel financiero, algo que dejan patente sus ciudades frenéticas y las nuevas edificaciones que empiezan a llenar de rascacielos las principales capitales.

Pero, ¿qué se necesita para poder entrar en este país? En el caso de los mexicanos, no es obligatoria una visa si no se van a superar los 180 días, pero sí lo es el Colombia check mig para mexicanos, un formulario de registro migratorio que permite acceder y salir del país; al margen de cumplir otros requisitos como el hecho de disponer de un pasaporte en vigor o, también, las exigencias sanitarias que defina el gobierno en el momento del viaje.

Por eso es interesante informarse en las distintas embajadas y consulados antes de viajar, para evitarse problemas a la hora de poder acceder a los controles migratorios con los requisitos necesarios.Pero, dicho esto, ¿qué hay que hacer en Colombia para disfrutar de unos días de vacaciones?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que este país es mucho más allá que la fama que ha salido al exterior. Pese a que es recomendable tener ciertas precauciones, como en otros destinos, disfrutar de sus ciudades, aldeas y naturaleza no es tarea difícil.

Ciudades que no puedes dejar de visitar

Hay tres ciudades que no pueden dejar de visitarse una vez se planea conocer el país y sus contrastes.

En primer lugar, Cartagena, con un casco antiguo que invita a recordar el pasado de este país. Amurallado, es como viajar cuatro siglos atrás tan pronto se fija la vista en la Puerta del Reloj. Y es que esta ciudad tiene mucho de literario, con fachadas coloridas llenas de flores de colores que invitan a soñar. Como ciudad portuaria, sus playas son uno de sus principales reclamos, aunque lo cierto es que merece la pena perderse entre sus adoquinadas calles para disfrutar de una población llena de contrastes, de historia y de belleza.

Te podría interesar: Yucatán capital gastronómica mundial.

En segundo lugar, no se puede viajar a Colombia sin conocer su capital. Bogotá está en pleno auge financiero. Pero si hay algo que gusta a sus viajeros son sus museos. El Museo del Oro merece una obligada visita ya que es considerado uno de los tesoros de Sudamérica. En él se pueden ver algunas de las piezas más espectaculares de épocas pasadas como si se tratara del cofre del tesoro. Pero no es el único. basta echar un vistazo a su oferta cultural para convencerse de que, al menos, merece tres o cuatro días para disfrutar de sus monumentos.

Finalmente, no se puede estar en Colombia sin pisar la rítmica Cali que, aunque muchos dicen que es cuna de la salsa, lo es más por el espíritu alegre que por el hecho de que sea realidad. Salir y bailar es todo lo que cualquiera que llegue hasta ella puede disfrutar.

Mágico café colombiano

Pero este país es mucho más que solo sus capitales. Es el café. Visitar el área del país donde más café se produce es algo mágico. El llamado Eje Cafetero muestra al turista un entorno verde como pocos, con un tipo de explotación cafetera que le ha llevado a ser Patrimonio de la Unesco precisamente por la importancia y belleza que emana de una tradición ancestral. Pasear por alguna de las plantaciones explica por qué es considerado uno de los mejores cafés del mundo. Las condiciones climatológicas que tiene esta zona son las que han llevado desde hace siglos a Colombia a ser uno de los principales exportadores del grano.

¿Qué decir de su apertura al mar? Colombia se ha consolidado como uno de los destinos preferidos para el avistamiento de cetáceos. Poder disfrutar de la visión de mamíferos de más de 20 toneladas en libertad saltando en su costa es algo que no se olvida con facilidad. Uno de los mejores enclaves si se quiere disfrutar de esta imagen es Utría, donde las ballenas se acercan tanto a su ensenada que no es necesario navegar a alta mar para poder disfrutar de su natural espectáculo.

Te podría interesar: Lugares impresionantes que existen en México.

Hay que tener en cuenta que cada año vienen hasta este rincón para dar a luz a sus crías desde el Antártico, con lo que pasa a ser una cita para los amantes de la naturaleza que recalan en su costa.

Y, en la misma línea de naturaleza, no se puede dejar de planificar una escapada al Parque Tayrona, un enclave que es hábitat de numerosas especies marinas en la zona caribeña de Colombia. Sus playas, historia y los museos completan un plan que desde luego es de disfrute pleno.

Solo su temperatura, que oscila desde los 25 grados hasta no superar los 35 hacen de esta zona un lugar de descanso y que sirve para recargar las pilas.

Síguenos en Facebook



¡Síguenos en nuestras redes sociales de DESCUBRO para conocer más destinos y experiencias de viaje!