Turismo hípico: una tendencia mexicana en aumento

 

México es un paraíso para aquellos que aman a los caballos. Ya sea para visitar espacios históricos sobre el hipismo o para recorrer en un caballo diversos paisajes desérticos, zonas arqueológicas y ciudades coloniales, los visitantes quedarán maravillados de lo que ofrece este país.

Se trata de un país con una enorme tradición de equitación, la cual data del siglo XVI con la introducción del caballo en el territorio por los conquistadores españoles. Desde entonces, los mexicanos han adaptado todo y lo han vuelto parte de su tradición.

Tenemos como prueba los rodeos, un deporte mexicano muy popular que es regido por la Federación Mexicana de Rodeo, organismo surgido en 1982 por iniciativa de Diego González Fernández y que contabiliza la realización de 450 rodeos anuales.

Podemos mencionar muchos estilos que se ejecutan en el rodeo, como el lazo sencillo y el lazo doble, en los que los vaqueros, montando a sus caballos, sujetan a los toros con cuerdas, además de caballo con pretal, en la que montan a los caballos salvajes o broncos sin silla ni riendas, además de las carreras con barriles, mediante las cuales los jinetes y sus caballos se ponen a prueba.

También podemos hablar de la charrería, un deporte federado mediante el cual los jinetes (llamados charros) demuestran sus habilidades ecuestres en un gran espectáculo en el que cabalgan y ejecutan las suertes charras, movimientos en los que el caballo hace una especie de danza.

Este deporte federado surgió en el estado de Hidalgo y es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde el 1 de diciembre de 2016. Cada 14 de septiembre se festeja el día del charro y ofrece mucha fiesta y tradición en cada exhibición.

Los sitios más populares en los que se practica y exhibe la charrería son el Lienzo Charro Cuna De La Charrería, ubicado en Pachuca. Se trata de uno de los más grandes del país y con grandes puestas semanales.

La Ciudad de México, una urbe que te ofrece entretenimiento hasta con un presupuesto apretado, también cuenta con un par de lienzos charros que valen la pena: el de Constituyentes y el de La Villa, este último muy cercano al campus Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional y al Parque Nacional El Tepeyac.

Estamos hablando de lugares en los que los visitantes pueden disfrutar de una experiencia completamente mexicana y con mucha tradición, en los que la fiesta y el folclor son los principales protagonistas.

De hecho, los visitantes que estén en la Ciudad de México pueden aprovechar su estadía y visitar el Hipódromo de las Américas, un histórico recinto completamente familiar en el que se pueden disfrutar carreras casi todo el año y da acceso al pagar un boleto de solo 20 pesos, convirtiéndose en una de las alternativas más económicas para disfrutar del hipismo.

Ubicado en Avenida Industria Militar S/N, Lomas de Sotelo, Residencial Militar, Miguel Hidalgo, Código Postal 11600, hablamos de una pista con 7 furlongs de longitud, lo equivalente a mil 408 metros, lo que permite que 14 caballos compitan al mismo tiempo.

Con capacidad para 20 mil personas y un establo que cuida de mil 700 caballos, el Hipódromo de las Américas es uno de los mejores recintos que podrás encontrar en el país en lo que turismo hípico se refiere.

En lo que a competencias destacadas se refiere, podemos hablar del Hándicap de las Américas, el Hándicap Día del Charro y el Hándicap Copa de Oro, además de carreras cada viernes, sábado y domingo, con una temporada que empieza en los últimos días de enero y termina a mitad de diciembre.

También podemos hablar sobre las rutas ecuestres en México, las cuales permiten a los visitantes disfrutar de grandes paisajes y pueblos mágicos, además de diversos lugares considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El centro del país te ofrece muchas opciones para disfrutar de un paseo a caballo. Tal es el caso del Rancho Las Cascadas, ubicado en el Estado de México, en un punto medio entre Tula (Hidalgo) y Jilotepec, con un fácil acceso por la autopista México-Querétaro y una desviación al camino a San Agustín, a dos horas de la capital del país.

Si nos vamos muy cerca a la frontera con Estados Unidos, podemos hablar del Rancho Los Baños – Tierra Camahua Eco Adventures, un rancho en el que puedes disfrutar del desierto de Sonora mientras montas en un caballo; la Hacienda de San Antonio, un lujoso hotel rústico a 45 minutos de la ciudad de Colima y que te ofrece pasear a caballo en su interior.

También vale la pena revisar el Rancho El Charro, sobre todo para aquellos que estén en Puerto Vallarta y buscan una gran opción de realizar paseos familiares y gusten de dar recorridos y apreciar los grandes paisajes que podemos encontrar en Jalisco, uno de los estados más bellos y emblemáticos del país.

Sin duda alguna México es un país con mucho para ofrecer a los visitantes. Ya sea en la capital del país, sus alrededores o en el interior de la república, los que disfruten de los paseos a caballo o de ver espectáculos ecuestres encontrarán muchas opciones a lo largo y ancho de la nación.- I.S.

SIGUENOS EN FACEBOOK
Descubro

Descubro es el portal turístico de Grupo Megamedia en donde podrás encontrar destinos, recomendaciones, consejos y todo lo que necesitas saber para organizar y planear tu próxima viaje. ¿Qué quieres descubrir hoy?