Una de las primeras cosas que se nos vienen a la mente al hablar de Yucatán son sus hermosos cenotes, por lo que conocer estas hermosas formaciones naturales no puede faltar en tu itinerario a la hora de visitar el estado; el día de hoy te contaremos sobre uno de ellos: el cenote Dzonotoch, que además de nadar en sus aguas azules, podrás disfrutar de otros atractivos a su alrededor.

Ubicado entre los poblados de Buctzotz y Sucilá, aproximadamente una hora y media de la ciudad de Mérida, se encuentra un rancho familiar en donde hace un par de años fue descubierto el cenote Dzonoch, así como otras grutas y cenotes, por lo que la familia decidió hacer de este lugar un destino para recibir a los visitantes que deseen conocer estos atractivos naturales.

La experiencia en este lugar consiste en un tour guiado a una caverna, un río subterraneo y una exfoliación maya con barro dentro para después disfrutar libremente del cenote principal. Lo mejor es que podrás realizar este recorrido tanto de noche como de día.

Si decides realizar tu visita nocturna, el lugar ofrece espacios para pasar la noche, ya sea en el camping a la luz de las estrellas o en una casa del árbol.

Otro de los servicios que ofrece el cenote Dzonotoch es la venta de comida, tiendita y paseo en caballo.

Caverna

Para llegar a los tres puntos del recorrido, realizarás una pequeña caminata por un sendero rodeado de naturaleza en donde si tienes suerte, podrás observar algún animalito silvestre.

Al llegar al primer punto, tendrás que bajar por un unas escaleras en un espacio muy estrecho. Una vez abajo, realizarás un pequeño ritual para “pedir permiso” y protección al recorrer la gruta.

Conforme vayas avanzando comenzarás a apreciar (con la ayuda de una lampara) de las estalactitas y estalagmitas. También verás algunas vasijas hechas por los antiguos mayas que se conservan hasta la fecha.

Rio subterraneo

En el segundo punto, descenderás por unas escaleras hacia una gruta, es importante saber que al bajar te toparas con agua cristalina, por lo que tendrás que estar preparado para mojarte.

Baño maya

Consiste en bajar a un cenote y untarte en la piel el barro, dejarlo secar por unos minutos y enjuagarte en el cenote. Se dice que esta actividad era realizada por los mayas y les proporcionaba muchos beneficios en la piel; all menos en nuestra experiencia podemos decir que la piel queda suavecita después de hacer el baño maya.

Cenote Dzonotoch

Este hermoso cenote es de tipo caverna, cuenta con una profundidad de los 3 a 4 metros y tiene una pequeña entrada de luz natural. El chaleco salvavidas no es obligatorio, pero si no sabes nadar, es recomendable utilizarlo.

¿Cómo llegar?

Partiendo de Mérida, puedes tomar la salida a Motul y después la vía a Tizimín.

Contácto y reservas

Telefóno: 9861221600

Diez cenotes para visitar cerca de Valladolid
Síguenos en Facebook


¡Síguenos en nuestras redes sociales de DESCUBRO para conocer más destinos y experiencias de viaje!