5 consejos para comer mejor al hacer turismo gastronómico en México

México es uno de los principales destinos turísticos del mundo, no solo gracias a la diversidad del territorio, sino también a su gastronomía, considerada hace poco más de una década como un “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad” según la UNESCO.

Es por eso que tanto coterráneos como extranjeros viajan a las distintas ciudades del país en las que la cocina se erige como elemento central del entretenimiento y la cultura.

Sin embargo, cuando centramos nuestros viajes en la alimentación, lo cierto es que podemos tomar algunas decisiones erróneas que disminuyen nuestro disfrute. Para asegurarte de sacarle el máximo provecho a tus viajes en nuestro país, te brindamos 5 consejos para comer mejor mientras haces turismo gastronómico:

1. Investiga y planifica

Si bien realizar turismo gastronómico a ciegas pueda ser una experiencia intensa, lo cierto es que debemos evitarlo siempre que podamos. Investigar no solo nos ayudará a disminuir los gastos y a elegir los mejores lugares para comer, sino que también nos permitirá ahorrar tiempo una vez hayamos llegado a nuestro destino turístico.

Mientras que visitar grandes restaurantes puede darnos un vistazo sobre la gastronomía en el ámbito comercial, visitar comercios locales y puestos de comida nos permitirá saborear realmente la cultura culinaria de nuestros destinos, algo que solo podremos lograr mediante la investigación y planificación adecuada.

2. Mantente hidratado

La alimentación no solo consta de lo que comemos, sino también de lo que tomamos para mantenernos hidratados. Aunque el agua será nuestra bebida predilecta, lo cierto es que no está de más complementarla con otras bebidas, como jugos o bebidas isotónicas, que nos ayuden a recuperarnos luego de largas caminatas.

3. Compra alimentos frescos

Siempre que tengas la oportunidad, compra alimentos frescos como frutas y verduras ya que estas son una radiografía del clima, el territorio y la cultura de un país. Mientras que en Chihuahua es posible encontrar sandías, frijoles, nueces, espinacas, manzana, duraznos y calabazas, en Baja California encontraremos jitomate, maíz, melones, aguacate y mango.

Si estás buscando precios y calidad, lo ideal será comprar en el supermercado, y si buscas productos variados y autóctonos, entonces es recomendable comprar en puestos callejeros.

Adicionalmente, estos alimentos frescos pueden ayudarte a mantenerte hidratado y lleno de energía durante todo tu viaje, ya que las mismas suelen formar parte de las cosechas de temporada, estando cargadas de sabor y nutrientes.

4. Empaca alimentos deshidratados

Los alimentos deshidratados son esenciales tanto para viajes a zonas céntricas de la ciudad como para viajes al aire libre. Estos son fáciles de transportar, no pesan demasiado, se mantienen en buen estado por mucho tiempo sin importar las condiciones y, más importante aún, nos dan energía cuando más la necesitamos.

No se trata de una estrategia que vaya a cambiar significativamente nuestra experiencia, pero sí de algo que podría ayudarnos a mantener el hambre a raya hasta que lleguemos a nuestro destino gastronómico.

5. Cuida las porciones

Aunque al realizar turismo gastronómico tengamos la intención de comernos al mundo, lo cierto es que debemos tener mucho cuidado con las porciones que consumimos a lo largo de nuestros viajes.

No es un tema de peso o cuidado personal, sino de asegurarnos de viajar cómodos en todo momento, evitando dolores de estómago y náuseas que puedan comprometer nuestra experiencia.

En los casos más extremos, comer de forma desmesurada puede llevarnos a confinarnos en nuestro cuarto de hotel por varios días, limitando significativamente el disfrute de las comidas que hayamos planeado comer con antelación.

Descubro

Descubro es el portal turístico de Grupo Megamedia en donde podrás encontrar destinos, recomendaciones, consejos y todo lo que necesitas saber para organizar y planear tu próxima viaje. ¿Qué quieres descubrir hoy?