Suiza espera un millón de visitantes para celebrar su tradición vitivinícola

Actores participan en un ensayo del espectáculo del Festival de Vinicultores en Vevey (Suiza).-EFE
Actores participan en un ensayo del espectáculo del Festival de Vinicultores en Vevey (Suiza).-EFE
Actores participan en un ensayo del espectáculo del Festival de Vinicultores en Vevey (Suiza).-EFE
Actores participan en un ensayo del espectáculo del Festival de Vinicultores en Vevey (Suiza).-EFE

 

Suiza celebra sus viñedos, el vino que producen y a los guardianes de la tradición vitivinícola con la imponente «Fête des Vignerons», que sólo tiene lugar una vez cada generación y que este año atraerá entre 800 000 y un millón de visitantes a la pequeña ciudad de Vevey en poco más de dos semanas.

Suiza es el cuarto país del mundo donde más vino se consume por habitante, con 36 litros anuales, por detrás de Portugal (62 litros), Francia (50) e Italia (44).

Aunque asociar Suiza con vino no es habitual, se trata de un productor de vinos de excelencia que se elaboran en cantidades limitadas por las pequeñas superficies de los viñedos y terrenos de vertientes abruptas que impiden la cosecha mecanizada.

Actores participan en un ensayo del espectáculo del Festival de Vinicultores en Vevey (Suiza).-EFE

Imbuidos de esta tradición vitivinícola que ha trascendido poco sus fronteras, los suizos celebran cada veinticinco años aproximadamente y desde el siglo XVIII el trabajo en los viñedos y rinden homenaje en particular a los temporeros que desde la Edad Media han mantenido vivo este sector.

La singularidad de la «Fête des Vignerons» (Fiesta de los Viticultores), que se celebra del 18 de julio al 11 de agosto, es que es posible gracias a la movilización general de la población de Vevey y a la participación directa de un 30 % de la misma.

Es así que en un espíritu de colaboración, desprendimiento y con el anhelo de mantener viva esta tradicional fiesta casi todos los 5500 actores, actrices y figurantes, los 850 cantantes y los 800 niños que participarán en el gran espectáculo son voluntarios de la localidad.

Vevey es la ciudad donde en 1866 nació la multinacional Nestlé y que acoge desde entonces su sede mundial, y en la que se encuentra «El Mundo de Chaplin», elegido en 2018 mejor museo de Europa y que funciona en la que fuera la residencia en la que el productor y actor británico vivió con su familia los últimos 25 años de su vida.

De aquí han salido la mayoría de los miles de artistas y figurantes que con espectaculares y refinados disfraces protagonizarán cada una de las veinte presentaciones, y de los cuales apenas 25 son profesionales.

Actores participan en un ensayo del espectáculo del Festival de Vinicultores en Vevey (Suiza).-EFE

«Es un pueblo que se regala a si mismo un espectáculo», ha resumido para la prensa internacional el presidente de la cofradía de los viticultores, François Margot.

«Cada cinco a seis minutos de las dos horas y 45 minutos de espectáculo pasará algo que emocionará, que sorprenderá. Queremos dejar recuerdos que resuenen en la memoria», ha dicho por su parte su creador y escenógrafo, Daniel Finzi Pasca.

Originario del Tesino, la región italoparlante de Suiza, Finzi ha trabajado para óperas, para el Circo del Sol y creó las ceremonias de clausura de las Juegos Olímpicos de Invierno de Torino (2006) y de Sotchi (2014), un cúmulo de experiencias que parece haber sintetizado para esta fiesta dedicada al vino.

Para las presentaciones se creó una arena efímera de 20 000 asientos, equipada de la tecnología más moderna y que ha sido construida a medida de las ideas de Finzi, que requería 2000 proyectores, 400 parlantes de sonido en 3D y un suelo de LED de 1000 metros cuadrados.

Actores participan en un ensayo del espectáculo del Festival de Vinicultores en Vevey (Suiza).-EFE

En una óptica de sostenibilidad, desde el principio se tuvo en cuenta que todos los materiales y equipos de la arena fueran recuperables y reutilizables.

El espectáculo en sí recrea de manera poética y festiva la vida de los viticultores que siempre han trabajado a alturas relativamente elevadas (entre 270 y 1100 metros de altura) en un territorio atravesado en dos terceras partes por los Alpes.

«Esta es una fiesta del viñedo única, que si no ven esta vez no verán nunca, por lo que merece un viaje a Vevey», dijo a los periodistas en la presentación de esta fiesta su director ejecutivo, Fréderic Hohl.

La publicación turística Lonely Planet eligió de hecho a Vevey como el noveno entre los diez mejores destinos turísticos de Europa en 2019 principalmente por la «Fête des Vignerons».

La organización de tal evento no sería posible sin una inversión considerable, que en este caso ha sido de 100 millones de francos suizos (90,15 millones de euros/100 millones de dólares), «un acto empresarial sin duda arriesgado», pero del que se espera obtener alguna rentabilidad principalmente a través de la venta de las entradas, explicó Margot.- Con inbformación de EFE

SIGUENOS EN FACEBOOK
Descubro

Descubro es el portal turístico de Grupo Megamedia en donde podrás encontrar destinos, recomendaciones, consejos y todo lo que necesitas saber para organizar y planear tu próxima viaje. ¿Qué quieres descubrir hoy?