Recorre la «Gruta de cristal» en Tekax, una aventura extrema

«Gruta de cristal» en Tekax

Imagen de la iglesia del municipio de Tekax
Imagen del camino de terracería para entrar a las "grutas de cristal" en Tekax
Imagen del camino de terracería para entrar a las "grutas de cristal" en Tekax
Imagen del camino de terracería para entrar a las "grutas de cristal" en Tekax
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Foto del acceso a las "grutas de cristal" en Tekax
Foto del acceso a las "grutas de cristal" en Tekax
Foto del acceso a las "grutas de cristal" en Tekax
Foto del acceso a las "grutas de cristal" en Tekax
Foto del acceso a las "grutas de cristal" en Tekax
Foto cortesía de uno de los visitantes a las grutas de Tekax
Foto de algunas vasijas mayas encontradas en las "grutas de cristal" en Tekax
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Foto cortesía de uno de los visitantes a las grutas de Tekax
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Interior de las "grutas de cristal"
Foto del regreso al parador luego de salir de las "grutas de cristal"
Foto del regreso al parador luego de salir de las "grutas de cristal"
Imagen del grupo de visitantes que ingresaron a las grutas de Tekax

 

Visitantes a las "grutas de cristal" en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán
Visitantes a las «grutas de cristal» en Tekax acompañados del grupo Ecoguerreros Yucatán

La «Gruta de cristal», también conocida por los lugareños como la gruta «Chocantes» o «Zastuntunic» es una prueba extrema para aquellos que les gusta la aventura y el contacto con la naturaleza.

La gruta está ubicada en el municipio de Tekax, Yucatán a tan sólo una hora y media de la capital yucateca tomando la vía Mérida-Chetumal. El punto de salida para ingresar es un parador ubicado a dos kilómetros del centro de «la sultana de la sierra», en donde puedes dejar tus cosas y cambiarte si es necesario.

Imagen del camino de terracería para entrar a las "grutas de cristal" en Tekax
Imagen del camino de terracería para entrar a las «grutas de cristal» en Tekax

De allí, caminas unos 250 metros hasta la entrada de un camino de terracería. Desde este punto hasta las grutas caminas aproximadamente 500 metros más. Cerca de la zona de ingreso a la gruta, los guías te dan las indicaciones de seguridad a considerar dentro de ésta. Además, te ofrecen dejar las malas vibras y cargarte de energía positiva en un legendario árbol de Ceiba, que es considerado sagrado en la cultura maya.

La entrada a la gruta es un hoyo en el cual desciendes cerca de 10 metros en una escalera de metal diseñada para facilitar el ingreso a los visitantes. Posteriormente hay escalones hechos con llantas viejas en los que desciendes otros 20 metros para luego bajar por una escalera de madera y grandes piedras ayudándote de una soga. El descenso total son cerca de 50 metros.

Foto del acceso a las "grutas de cristal" en Tekax
Foto del acceso a las «grutas de cristal» en Tekax

Con forme avanzas en el recorrido se acaba toda ayuda que fue implementada para facilitarlo, los cerca de 3 km de la ruta por el «inframundo maya» es a base de esfuerzo, pericia y mucho, mucho sudor.

El camino no es fácil, grandes piedras, caminos estrechos y un terreno engañoso hacen de esta aventura no apta para quienes sufren problemas cardíacos o claustrofobia. Los primeros metros son «fáciles» de andar, pero posteriormente hay que pasar un camino de 200 metros sobre tus manos y rodillas hasta llegar a una de las bóvedas en donde verás en las paredes marcas de agua de lo que alguna vez estuvo bajo el mar, también podrás admirar piedras fósiles.

El camino continua por un paso de otros 50 metros más pecho tierra, pero la recompensa al final de ese esfuerzo es ver «cascadas» de minerales que brillan con tan solo ser tocadas con la luz de las lámparas. Grandes formaciones de estalactitas y estalagmitas hacen de la vista un espectáculo en su totalidad.

Foto cortesía de uno de los visitantes a las grutas de Tekax
Foto cortesía de uno de los visitantes a las grutas de Tekax

Al continuar con el recorrido te encontrarás de nuevo con pasajes estrechos, subidas y bajadas de grandes piedras, algunas inestables. Con paso firme hay que pasar el llamado «paso del macho» que es una pequeña abertura entre dos grandes formaciones rocosas. Pasando este estrecho y avanzando unos cuantos metros más, se llega a la tercera bóveda, la cual es la más vistosa de todas: enormes formaciones de cristal mineral por todos los ángulos asemejando cascadas de agua congelada.

En épocas de lluvias, al pie de estas «cascadas» se forman pequeñas lagunas de agua cristalina, la cual al estar filtrada por el suelo y subsuelo es completamente bebestible para los visitantes que en este punto ya habrán perdido muchos líquidos por el gran esfuerzo.

La vista es única en el lugar, los aventureros que llevan sus cámaras fotográficas o de vídeo podrán sacar grandes imágenes del lugar, sin embargo, al tener sólo la luz de las lámparas muchos no pueden captar en su máximo esplendor la belleza del lugar.

Salida de las «grutas de cristal»

Foto del regreso al parador luego de salir de las "grutas de cristal"
Foto del regreso al parador luego de salir de las «grutas de cristal»

Para salir de las grutas hay que recorrer la misma ruta de entrada. De nuevo  hay que recorrer «el paso del macho», arrastrarse pecho a tierra y gatear 200 metros más para llegar al espacio más amplio donde sólo será caminar y subir montículos de piedras, que te dejarán la sensación de estar sobre una escalera cuesta arriba sin poder detenerte.

En este punto sentirás más los estragos del esfuerzo físico. Es importante estar bien hidratado y llevar una fuente de carbohidratos como galletas o dulces para resistir el enorme esfuerzo.

 

Para considerar al ingresar a las grutas:

Llevar ropa cómoda, pero dispuesta a tirarla en caso de ser necesario. Los arrastres y deslices por las grutas harán que tu ropa quede llena de lodo y barro que hay en el lugar.

Lleva zapato cerrado, de preferencia deportivo. Esto ayudará a que tus pies se protejan del filo de algunas piedras y harán un poco más cómodo el recorrido.

Es indispensable llevar agua. El trayecto es muy pesado y la humedad dentro de las grutas harán que pierdas líquidos muy rápidamente, de ser posible lleva una bebida rehidratante o sobres de glucosa.

Las lámparas son proporcionadas por los guías, pero adicional puedes llevar la propia. Por ningún motivo ingreses a la ruta si no es mediante un guía certificado. Este recorrido fue realizado por guías locales.

Es una buena opción llevar guantes y tus propias rodilleras. Los guías te proporcionarán unas, pero pueden no ser de tu comodidad o aún con éstas lastimarte.

No lleves contigo objetos que no serán necesarios, pues te dificultarán el recorrido. Es preferible tener las manos libres para estar cómodo en esta aventura.

– Si presentas algún problema al momento de estar en el recorrido avisa al guía para que te puedan ayudar y no represente un riesgo para tu salud.

No dejes basura en las grutas y no toques las formaciones como estalactitas o estalagmitas pues se rompen con facilidad ya que llevan años en formarse.

Por Luis Uriel Zapata Noh

SIGUENOS EN FACEBOOK
Descubro

Descubro es el portal turístico de Grupo Megamedia en donde podrás encontrar destinos, recomendaciones, consejos y todo lo que necesitas saber para organizar y planear tu próxima viaje. ¿Qué quieres descubrir hoy?