10 maneras de ahorrar en casa

Haz una lista de lo que necesitas
Desconecta aparatos que no uses
Compra en volumen para ahorrar

 

No importa cuántos miles de pesos ganes al mes, lo importante es que porcentaje de esos ingresos se ahorran. La mayoría de mexicanos no prestan atención a los gastos del hogar y esta es una fuente importante de despilfarro. La única manera de lograr riqueza es mediante la acumulación de bienes o dinero. Por esta razón es vital que prestes atención y registres todos tus gastos para aumentar el porcentaje de ahorro. Para ayudarte a reducir los gastos del hogar te daremos las mejores 10 maneras de ahorrar en casa.

  1. Elabora un presupuesto semanal

Los mexicanos prefieren las comidas con vegetales frescos y frutas recién cosechadas así como carnes, aves y huevos del día. Motivo por el cual gran cantidad de hogares realizan compras de alimentos todas las mañanas o cada dos días. Sin importar, tus hábitos de compras lo más importante es la realización de un presupuesto semanal para todos los gastos del hogar, incluyendo, los alimentos, articulo de higiene y productos de limpieza. Una vez asignado el monto semanal, no podrás gastar ni un peso más.

  1. Planeación de Compras

Cualquier ama de casa sabe que necesidades tiene su hogar y que cantidad de bienes y servicios consume. Además conoce que tipos de equipos requiere para simplificar sus labores. Con este conocimiento es posible realizar una lista de los productos, bienes y servicios que el hogar necesitará. La lista puede incluir los productos del mes, del trimestre o inclusive de todo el año. La planeación de compras permite pescar ofertas y comprar los productos con el menor precio del mercado. De igual manera, los servicios de mantenimiento contratados antes de ser necesarios evitan daños mayores.

  1. Optimiza las herramientas financieras

El 50% de los hogares de la república cuenta con algún tipo de financiamiento tales como, líneas de crédito en tiendas y supermercados, tarjetas de crédito y préstamos personales en línea. Las herramientas de financiamiento o los créditos solo deben ser usados para adquirir los productos no perecederos cuando están más baratos o comprar electrodomésticos que se requieren con gran descuento.

  1. Compra en volumen

Las compras al mayor o por volumen siempre son más económicas que por unidad en la tienda. Aceites comestibles, detergentes y suavizantes para la ropa, productos de limpieza, papel higiénico, cereales, compotas, arroz, entre otros deben ser comprados al mayor. El ahorro del precio que pagas por cada producto individual en el supermercado suele ser mayor al 40%.

  1. Compra calidad y sabor. No marcas y propaganda

Comprar productos genéricos cuando la calidad y el sabor son similares al producto de tu preferencia, puede hacer que pagues la mitad o menos del precio de la marca comercial. Los supermercados suelen ofrecer sus marcas genéricas, las cuales incluso en algunas ocasiones son las mismas marcas comerciales empacadas y distribuidas exclusivamente por ellos a precios más accesibles.

  1. Cuídate de las ofertas que no necesitas

Cada vez que entras en una tienda o supermercado estarás bombardeado con anuncios publicitarios y cientos de anuncios de grandes ofertas. No obstante, aunque el descuento sea del 90% del valor de venta del producto, si no lo necesitas y no es un producto que uses no debes llevarlo. Comprar 20 frascos de productos para la limpieza de oro en 2000 pesos puede ser una gran oferta, pero salvo que seas un orfebre o tenga joyería solo serán 2000 pesos despilfarrados y 20 frascos acumulados.

  1. Compara precios

La comodidad tiene su precio, todos estamos de acuerdo con eso, pero comparar los precios de tu lista de productos entre dos o tres supermercados  te puede ahorrar más de un 30% del monto total de la compra. Los precios pueden variar de un lugar a otro para ciertos productos, también pueden haber promociones de 2×1 o 3×2, (si es que lo necesitas) y reducir el costo final. Antes de comprar revisa los precios de los productos de tu lista en tres lugares diferentes y compra en el más económico.

  1. Averigua el mejor día para comprar

Los precios de carnes, aves de corral, pescados, cerdo e incluso vegetales, son menores por lo general los días miércoles. Ahora bien, el día en que cada supermercado debe reemplazar su inventario de los refrigeradores varía. Cada supermercado tiene su horario de recepción de nuevos productos. Sin embargo, los productos perecederos no pueden permanecer en los escaparates o mostradores más de un par de días. Por este motivo, luego del fin de semana, siempre hay un descuento. El día suele ser el mismo solo tienes que pasearte de martes a jueves y anotar el día que corresponde a ese supermercado.

  1. Reduce el consumo de energía

Poca importancia le damos al consumo de electricidad, gas o gasolina. Pero la energía consumida son pesos gastados y para la gran mayoría de mexicanos son pesos despilfarrados. Comienza por pagar al día todas las cuentas, recuerda que los servicios cobran intereses moratorios y multas por reconexiones. Planifica la ruta de tu coche y trata de realizar las diligencias por sector para evitar largos desplazamientos. Apaga las luces de las habitaciones que no estas usando.

  1. Compra los productos de la temporada

Aunque México está bendecido con infinidad de días de sol, siempre existen épocas en que un producto se cosecha en mayor cantidad. Durante la temporada del producto por la gran cantidad de oferta el precio disminuye. Comprar estos productos y adaptar el menú para poder usarlo de forma continua es una excelente forma de ahorrar.

 

 

 

SIGUENOS EN FACEBOOK
Descubro

Descubro es el portal turístico de Grupo Megamedia en donde podrás encontrar destinos, recomendaciones, consejos y todo lo que necesitas saber para organizar y planear tu próxima viaje. ¿Qué quieres descubrir hoy?